Instagram Instagram Instagram

 

La Responsabilidad Social como un modelo de negocio
2017-03-13
la-responsabilidad-social-como-un-modelo-de-negocio
Uno de los intereses de generar RSen las compañías, es el impacto en los stakeholders.
.
Comparte en: Instagram facebook email Por: Ana Ayala     4'    0     227     Te gustó?
me gustó

La Responsabilidad Social (RS) es un concepto que no solo ha quedado escrito en el papel, sino que poco a poco se ha instaurado en las empresas como modelo de negocio. Históricamente, la RS inició como una práctica del sector industrial, pero con el tiempo, ha abierto campos en casi todas las líneas de comercio.

Una reciente investigación aplicada a 91 organizaciones por la firma Deloitte para emitir un informe que evidencie las tendencias de RS a finales de 2016, determina que el 53% de las empresas participantes cuentan con una estrategia de RS, el 34% están en proceso y el 13% no la ha precisado.

Para definir una línea directriz de gestión es indispensable tomar las voces de los actores internos más relevantes del negocio, tener en cuenta los riesgos y oportunidades, y la revisión de sus objetivos estratégicos. Este proceso, aleja a la empresa de la filantropía y se enfoca en un salto cuantitativo.

Según los resultados de la encuesta, un 63% de los participantes consideran que el vínculo RS y el rendimiento económico de la empresa son entre medio y alto. Un 18% lo consideraba alto y un 28% piensa que es bajo. Dicha relación debe ser analizado desde diversas aristas empresariales: financiera, humana, intelectual, natural, etc.

El liderazgo de los temas relacionados a la RS también se midieron en el informe y los resultados indican que el gerente general es quien maneja estos tópicos (36%), seguido por la gerencia de RS (17%). Las áreas de recursos humanos (9%), de marketing y comunicación (9%), y financiero (6%) son los que menos liderazgo mantienen.

Por otro lado, de acuerdo a la medición del Retorno Social de la Inversión (ROI), que mide el cambio de un proyecto, ya sea social o ambiental, y lo transforma en datos relevantes para su análisis, como son los indicadores y términos económicos, el 67% no ha podido medirlo y solo un 23% sí lo ha hecho.

El lograr medir el ROI posibilitará a la empresa tener insumos robustos de comunicación, mediciones referentes entre otros empresarios, datos reales de apoyo al desarrollo sostenible territorial “glocal” (de ejecución local y de impacto global).

El informe destaca que el 61% de la muestra escogida no tiene un porcentaje anual destinado a proyectos de sostenibilidad y responsabilidad corporativa, el 23% desconoce la existencia del porcentaje destinado a RS y el 16% sí lo posee. Estos datos se deben a que la coyuntura actual del Ecuador ha generado recortes de presupuesto y la RS no es ajena a esta realidad.

Sin embargo, es factible para el modelo de la RS encontrar una solución a los panoramas actuales, ya que al responder a los aspectos más relevantes de la empresa se convierte en una herramienta de creación y protección de valor, que se traduce ahorro de costos. A diferencia de los programas sin sostenibilidad que generarán costos sin razón a la empresa y no permiten la creación de valor para ninguno de los involucrados.

Sobre ello, un 53% de los encuestados invierten menos del 5% en RS y solamente un 7% invierten más del 20% en esta área, recalcando que este último grupo posee enfoques y estrategias claras acerca de RS.

Todo lo explicado a lo largo de estas líneas recae en varios intereses de las empresas, entre ellos, lo que realmente buscan con sus acciones de RS. Según los resultados del informe, las compañías quieren un impacto en los stakeholders (31%). Con las estrategias de RS los negocios también buscan sostenibilidad (22%), compromiso (14%), mejorar el ambiente (7%), reputación (5%), entre otros.

Todavía hay tela por cortar en lo que implica el mundo de la RS en las empresas. Sin embargo, los pronósticos a favor de esta temática son alentadores, puesto que exponen un crecimiento a nivel mundial y, que de a poco, en Latinoamérica y Ecuador se han expandido, resultados que se observarán con nuevas dinámicas sociales y de mercado.

La RS conlleva además a que las empresas marquen un camino de su verdadera razón de ser en la sociedad y su papel dentro de la misma. Con la RS se fortalece la imagen de las compañías como organismos vivos y dinámicos en el entorno, en el que su rol va más allá de producir bienes y servicios, si no que se replantea constantemente el cómo y el porqué de sus objetivos.

En el país, el horizonte hacia la sostenibilidad y responsabilidad social en cada uno de los negocios será mediante avances propios que se efectuarán gradualmente entre las normativas crecientes y las iniciativas voluntarias. No obstante, -concluye Deloitte- el mensaje es que las compañías por su cuenta decidan alistarse para iniciar este nuevo modelo de negocio, como parte de una estratégica de impacto positivo constante.


Comparte en: Instagram Instagram Instagram Te gustó este artículo?
me gustó

 


 Instagram  Instagram

© Kreab Ecuador