Instagram Instagram Instagram
Subsidio móvil. La tecnología que ahorraría millones
2016-06-27
subsidio-movil.-la-tecnologia-que-ahorraria-millones
FOTO: Shutterstock
.
Comparte en: Instagram facebook email Por: Daniel Ortiz del Salto     4'    95     21744     Te gustó?
me gustó

Daniel Ortiz del Salto,
consultor internacional del Banco Mundial

La tecnología del dinero móvil ayuda a millones de personas en el mundo a ahorrar tiempo y dinero. Adaptar esa plataforma tecnológica para focalizar subsidios ayudará a los países a ahorrar millones de dólares.

Imagínese que usted vive y trabaja en una hacienda de la zona rural donde no tiene servicio de Internet. Para llegar a la ciudad debe recorrer una hora por caminos secundarios. Para transportarse debe tomar un bus que pasa cada hora. Es fin de mes y necesita hacer un depósito para pagar los servicios de agua y electricidad. Sale de su casa a las 7:30, toma el bus, paga 25 centavos y después de una hora, a las 8:30, llega al banco, donde la fila, como de costumbre, es larga. Después de media hora de espera hace los depósitos. El siguiente bus sale a las 9:30, así que tiene que esperar 30 minutos. Se sube al bus, paga 25 centavos más, y llega finalmente a su trabajo a las 10:30. Hacer un depósito le representó a usted tres horas en las que no pudo trabajar y el pago de 50 centavos. Ahora imagínese que alguien le ofrece realizar su próximo depósito a cambio de 25 centavos: ¿qué haría? Seguramente aceptaría la oferta, siempre y cuando tenga la certeza que su dinero será depositado.

En 20 países en desarrollo cuya población cuenta con limitado o nulo acceso a Internet, las personas ya encontraron a ese alguien que les ayude: la tecnología. Una plataforma tecnológica de dinero móvil ha permitido a más de 70 millones de personas que actualmente la utilizan alrededor del mundo realizar operaciones bancarias básicas, es decir, realizar pagos y recibir depósitos de manera rápida y eficiente, simplemente usando mensajes de texto SMS desde su teléfono celular, esos que usted seguramente utilizó hace 15 años. Para personas excluidas del sistema financiero —usualmente personas de bajos ingresos, bajo nivel educativo y que viven en zonas rurales—, esta tecnología les ha resultado particularmente útil para enviar y recibir dinero de familiares, pagar cuentas, pagar a proveedores y recibir pagos. En fin, para facilitarles la vida.

Ahora imagínese que la misma tecnología que ya es utilizada para movilizar dinero entre las personas a través de un teléfono celular sea adaptada y utilizada por los países para transferir a las personas un cupón de descuento, un subsidio móvil para que puedan acceder a productos o servicios a un precio menor que el de mercado. Esta herramienta tecnológica serviría para focalizar eficientemente los subsidios usando un teléfono móvil como instrumento de distribución. Utilizar esta tecnología al servicio de la eficiencia generaría una reducción de millones de dólares en el gasto público en los países. Estos recursos “ahorrados”, que provienen en su mayor parte del pago de impuestos, podrían ser mejor utilizados e invertidos para fomentar el desarrollo productivo o para mejorar la salud, la educación y la infraestructura pública.

Como dijo Einstein, “ver problemas antiguos desde un ángulo nuevo requiere imaginación, e identifican el verdadero avance en la ciencia”. Países como Perú o Ecuador, que ya cuentan con la plataforma tecnológica de dinero electrónico, podrían ser pioneros al usar esta tecnología para focalizar los subsidios, especialmente para focalizar subsidios regresivos como el de los combustibles, que curiosamente benefician en su mayoría a las personas con más ingresos, que son las que más consumen.

En Ecuador, por ejemplo, se debe ofertar el cilindro de gas al precio real de mercado y utilizar la tecnología para focalizar el subsidio hacia aquellas personas que en realidad lo necesitan. El consumo de gas en los hogares del Ecuador entre 2004 y 2014 creció un 44%, y lo mismo, en consecuencia, los recursos necesarios para cubrir el costo del subsidio. En 2014, los hogares consumieron alrededor de 65 millones de cilindros de gas de 15 kg. Del total de GLP ofertado, Ecuador importó un 83% y produjo solamente el 17% restante. El costo total del subsidio al sector residencial fue de aproximadamente 620 millones de dólares. Cada vez que los ecuatorianos —y consumidores en ciudades fronterizas de Perú y Colombia, debido al contrabando— compraron un cilindro de gas a 1,60 dólares recibieron un descuento de unos 10 dólares pagado por el Estado con recursos públicos. Ahora bien, la distribución del subsidio móvil en forma de SMS, enviado una vez al mes a las cabezas de hogar de familias con ingresos menores a 700 dólares, reduciría el costo anual del subsidio en más del 60%: alrededor de 375 millones de ahorro en el año de análisis.

Los políticos, los empresarios y la sociedad civil seguro estarán de acuerdo en que no tiene lógica alguna continuar con subsidios que benefician a los que más tienen cuando lo que se busca es redistribuir el ingreso. Así como la tecnología del dinero móvil ayuda a millones de personas en el mundo a ahorrar tiempo y dinero cuando realizan pagos y reciben depósitos, adaptar esa tecnología para focalizar los subsidios ayudará a los países a ahorrar millones de dólares de recursos públicos. Ya no hay excusa, hay que hacerlo.

.........................................

La distribución del subsidio móvil, en forma de SMS, a quien lo necesita, reduciría el costo de los subsidios significativamente en los países


Comparte en: Instagram Instagram Instagram Te gustó este artículo?
me gustó

Relacionados


 Instagram  Instagram

© Kreab Ecuador